prescripciónenfermera.com

Tema 35. Antiácidos y protectores de la mucosa.

 

Además de administrar fármacos para reducir la secreción de ácido clorhídrico en la mucosa gástrica, otra estrategia para disminuir los síntomas provocados por la úlcera gastroduodenal y el reflujo gastroesofágico es el uso de antiácidos y alginatos.

 

1. Antiácidos.

Los antiácidos actúan neutralizando el ácido secretado a la luz gástrica. Por elevación rápida del pH intragástrico, disminuyen la actividad de la pepsina.  

 

Entre los más usuales están los compuestos de magnesio como el hidróxido de magnesioóxido de magnesio y trisilicato de magnesio.

 

Los compuestos de aluminio (hidróxido de aluminio carbonato de aluminio) presentan una moderada acción antiácida.

 

Las combinaciones de magnesio y aluminio, como el magaldrato o el almagato, dan lugar a una neutralización rápida y sostenida sin alterar la motilidad. 

 

El bicarbonato sódico ha sido uno de los antiácidos de uso doméstico más utilizado. 

 

Por último, está el carbonato cálcico.

 

2. Protectores de la mucosa.

Estos fármacos crean una capa protectora alrededor de la mucosa, evitando su agresión por el contenido ácido. 

 

En este grupo encontramos fármacos como el sucralfato que es una sal básica de aluminio y sacarosa que en medio ácido forma polímeros en forma de pasta que se adhiere a la pared digestiva y protege las células epiteliales.

 

El misoprostol es un análogo de la PGE1 que reduce la secreción ácida basal y la estimulada y ejerce un efecto citoprotector cuando es metabolizado en el hígado.

 

Por último, las sales de bismuto como el subcitrato de bismuto coloidalsubsalicilato de bismuto y la ranitidina citrato de bismuto, actúan al reaccionar el bismuto con aminoácidos y proteínas de la úlcera y formar una capa protectora.

 



IMPARTIMOS FORMACIÓN A:

Suscríbete a nuestro Boletín

Recibe en tu correo todas las novedades y noticias de Prescripcionenfermera.com

Estoy de acuerdo con la Política de privacidad y Cookies